Oda a la tristeza

Antes de entrar al cineforum organizado por el CIE en Bilbao

Antes de entrar al cineforum de la película Del revés sobre las emociones organizado por el CIE en Bilbao

Oda a la tristeza. Hoy, canto a la tristeza. Gracias a la película Del revés de dibujos animados, que habla de las emociones básicas, me he acordado de la TRISTEZA. De todos los personajes, esto es, las emociones básicas, ALEGRÍA, TRISTEZA, IRA, ASCO y MIEDO, con la emoción con la que más me identifico es la tristeza. Me encantaría decir que soy pura ALEGRÍA y que es ella la que domina mi vida, pero tiendo más a ser introspectiva, taciturna y reflexiva.

Hoy, canto a la tristeza. Recupero unas líneas que escribí hace años invocando a la tristeza. La necesitaba. Necesitaba sentirla en toda su intensidad. Pido disculpas por el tono de este post, por si pudiera deprimir a alguien. No sigas leyéndolo si te encuentras en una etapa triste en tu vida o feliz, y no quieres ni oír hablar de la tristeza.  O sí. Precisamente cuando lo escribí quería tocar fondo. Disculpadme por no corregir lo que escribí en su día de corrido, sin matizar, sin releer, dejando que mi mano escribiera lo que sentía sin filtros.

“¿Dónde estás? Sé que estás ahí. Te siento, debajo del pecho. Mi rostro se comprime, se frunce, se humedecen los ojos, pero no te ven. Sigo buscándote. Quiero encontrarte para echarme a llorar. Quiero llorar, sollozar, vaciarme. Quiero tocarte, abrazarte, hacerte mía, para calmarte, vaciarme.

TRISTEZA, te busco. No tengo un cuerpo tan grande para no encontrarte. Sé que estás ahí, y hoy te necesito. Necesito poner nombre a mi estado.

TRISTEZA. No te acurruques, no te avergüences, no te escondas. Crees que me haces daño y no es así. Ahora te necesito. Necesito poner nombre a esta emoción.

TRISTEZA, no creas que me entristeces, no te sientas culpable.

Gracias por estar ahí, porque hoy te necesito. NECESITO llorar. SI no lo hago, sé que alguno de mis órganos enfermará. Por eso dejar de estar asustada, de esconderte y de sentirte pequeña.

De todas las emociones, tú eres la más pequeña, así te sientes. Pero eres GRANDE. Quiero abrazarte ahora, sentirte, calmarte, calmarme.

Fundidas en un gran abrazo, TRISTEZA, saldremos adelante.

Vendrán CORAJE y ALEGRÍA, ILUSIÓN y CONFIANZA, hasta FE vendrá a abrazarnos, para salir adelante. Pero ahora estamos tú y yo.

¿Dónde estás? Yo ya no te busco. Me quedo quieta. Te espero para terminar en un mar de sollozos, rotas por un llanto desgarrado y desconsolado. Ven, te espero…”

Ese día no vino, y yo seguí atenazada, mustia, ni siquiera triste… Quería llorar, pero mi VALENTÍA no me lo permitía. Me decía: “saldremos adelante, esto pasará, llorar no sirve de nada, para qué, busca una solución y ponte en marcha…”.

Pero yo sabía que antes tenía que vaciar y nadar en un mar de lágrimas…

Por eso escribí una meditación para invocar a la TRISTEZA, más bien a su exponente, el LLANTO…

Pero ese es otro post…

Gracias CIE por organizar el cineforum sobre esta película esencial para niños, niñas y adultos.

 


Si a pesar de querer a la tristeza, queréis embarcaros a vivir de una manera plena, si estáis interesadas en un proceso de cambio, podéis poneros en contacto a través de la web, por teléfono (637 772 983) o email info@coachingfactory.es

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter (@coachingfactor) o facebook.

Tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

Podemos seguir conversando ¡Contáctanos!

Desde el co-razón de Bilbao

Suscríbete a nuestro blog