Saca lo Mejor de Tu Voz y descubre tu magia

voz

DISCURSO = PALABRAS + VOZ + CUERPO

Saca lo Mejor de Tu Voz y descubre la magia de este instrumento. La voz es un instrumento vital para el trabajo de profesionales de todas las áreas; en muchos casos es la carta de presentación. El conocimiento de las cualidades acústicas de la voz (saber cómo suena), una adecuada técnica y su entrenamiento generan impacto en el mensaje que queremos transmitir. Si esto es lo que buscas en tus presentaciones y exposiciones, es fundamental el control de la respiración, modulación, articulación, fonación, resonancia, proyección, entonación, velocidad, la intensidad adecuada a cada fragmento e incluso los silencios engancharán a tu público y evitarán un habla monótona y aburrida. Debemos aprender a dominar la voz como cualquier otra herramienta de trabajo.

Captar la atención del interlocutor en nuestra exposición es fundamental, y para conseguirlo podemos entrenar una serie de técnicas vocales. El buen orador se caracteriza, por ejemplo, en la capacidad de acentuar una palabra, las variaciones de tono, en el énfasis a una frase, que mantienen al público motivado y atento.

El propio Aristóteles decía que:

 “la habilidad de exponer una idea es tan importante como la idea misma”.

Diversos estudios, entre los que se encuentra el del Albert Mehrabian han demostrado que sólo el 7% del contenido de un mensaje son las palabras, el 55% está relacionado con el lenguaje corporal y la expresión del rostro, y el 38% restante con la voz de la persona oradora.

Saca tu Mejor Voz 

Para ayudarte a sacar tu propia voz, hemos organizado este curso para el próximo 9 de junio con nuestra logopeda de SMT (Saca lo Mejor de Ti), Verónica Patino.

Más información: Curso Saca Tu Mejor Voz al hablar en público

Mejora tu oratoria con coaching

Oratoria-empoderamiento

La oratoria, la capacidad de hablar en público puede mejorarse a través del coaching. El coaching ayuda a acelerar el proceso de mejora porque baja a niveles más profundos y conecta con el subconsciente de la persona, sus motivaciones frente a sus limitaciones.

En las últimas semanas he dado con dos ejemplos de coaching. El primero, a pesar de hablar de “coaching”, no debemos confundir a la persona que lo practica con un “coach”, porque su papel se ciñe a ser crítico, con un defectuoso feedback, lo que podríamos calificar como un mentor con un gran margen de mejora.

Comienza su post con una pregunta muy loable:

How do you coach an oratorical contestant so that he will win? / ¿Cómo puedo ayudar al concursante de oratoria para que gane?

Ejemplo de un coaching deficiente

La persona a la que instruía este “coach”  se sabía de memoria el texto, pero lo declamaba de una manera monótona y mecánica. El error del coach se encuentra a dos niveles: en la escucha y en el feedback.

En la escucha porque no estaba conectando con el ser de la persona, con sus emociones y motivaciones. Su escucha se ceñía al efecto que producía en él. Una escucha pobre y de escaso valor. Éste es el diálogo del “coach” mientras escuchaba el discurso de la persona que intentaba ayudar:

Coach: “¡Qué aburrido! ¿Cuándo terminará?”

Es obvio que la escucha se limitaba a su ego, cuando la escucha del coach está libre de juicio y lleno de confianza en las posibilidades del cliente.

Al finalizar el discurso, el “coach” le ofrece su opinión, de ninguna de las maneras empoderadora:

Coach: “No me gusta escucharte. No mantienes el contacto visual. Y es obvio que se te han olvidado algunas líneas. Además, “no me creo lo que estás diciendo porque no me convences en absoluto. Y hablas demasiado rápido”.

Es obvio que esta persona no domina las competencias del coach, al igual que su alumno no domina las técnicas de la oratoria.

¿Creéis que consiguió que la persona mejorara su discurso? Obviamente, el alumno no mejoró. Pero seguro que terminó con una mayor inseguridad y frustración.

Este caso es real y está extraído del siguiente post: Oratorical tecniques.

Ejemplo de un coaching revelador

En esta sesión de coaching se aborda la necesidad de hablar en público desde el ser, las emociones y los valores. La transcripción de esta conversación está extraída del libro de mi mentor Juan Carlos Arrese, Coaching y sabiduría interior.

Coach: ¿En qué te gustaría centrar la conversación de hoy?

Cliente: Pues mira, hay una cosa en mi trabajo con la que a veces me pongo nerviosa. Y es cuando tengo que hablar en público.

(Aunque el coach pueda tener una idea propia de la relevancia que para un puesto de responsabilidad pueda tener el hecho de hablar bien en público, guarda su opinión y emplea su curiosidad dirigida a que la otra persona adquiera una comprensión más profunda)

Coach: Y ¿qué tiene de relevante hablar bien en público?

Cliente: Pues, hombre. Es importante porque así puedo transmitir credibilidad y estar más cerca de la gente. Yo entiendo que esa es una parte importante de mi trabajo y quiero hacerla bien.

Coach: Y ¿para qué transmitir credibilidad y estar más cerca de la gente?

Cliente: Me encantaría hablar bien en público.

Coach: ¿Y cómo lo haces ahora?

Cliente: Pues, me pongo a hablar delante de la gente y a veces me pongo nerviosa. No es que no lo tenga bien preparado. Pero hay veces que no logro conectar con la gente.

Coach: Quiero hablar con tu sabio interior

(Así es como este cliente ha querido llamar a su yo esencial)

Coach: Por favor, quiero que ahora veas la escena de Marta hablando en público y estando nerviosa. ¿Qué observas de ella? Por favor, habla de Marta en tercera persona.

Cliente: Veo que se prepara muy bien, veo que es una gran persona, pero la veo con la expectativa muy alta. Quiere tener un gran impacto en la gente y se genera una presión tremenda. Quiere que salga bien a toda costa.

Coach: ¿De qué se está olvidando Marta aquí?

Cliente: De su naturalidad, de lo campechana que es y lo bien que llega a la gente cuando es ella  misma.

Coach: ¿Qué más?

Cliente: Lo veo muy claro. Tiene cierto miedo a la crítica. Y lo que está haciendo es interpretar el papel de doña perfecta.

Coach: Desde ahí, ¿hay algo que quieras decirle o comentar con Marta?

Cliente: Le diría que centre su energía en ser ella misma. Eso ya le va a dar mucha satisfacción personal. Pero, además, sabe que desde su naturalidad conecta muy bien con la gente. Le sale solo. Y…

(Silencio)

Coach: ¿Y qué?

Cliente: De ahora en adelante tendré presente esto. Ser yo misma, ¡Caramba! ¡Que me lo merezco! ¡Y dejar de interpretar papelitos que me generan mucha presión!

Coach: Marta, ahora estás hablando con una gran claridad y conectada contigo misma. ¿De dónde están saliendo tus palabras?

(Silencio)

Cliente: Te resultará raro, pero creo que estay hablando desde el tercer ojo. Algo así como si pudiera ver lo que te estoy diciendo. Con una claridad meridiana.

Coach: No me resulta extraño.

Cliente: Desde luego quiero tener presente todo lo que he experimentado cada vez que quiera hablar en público. Ser yo misma, hablar, mirar, comunicarme y conectar desde el tercer ojo.

Coach: Muy bien, ¿y qué más?

Cliente: (Risas) Creo que también quiero darle un aire más natural a  mi despacho, hacerlo más mío

Cliente: Quiero…

El final de esta sesión termina con símbolos que la cliente quiere poner en su vida, recordatorios y acciones que la conectan con su naturalidad.

Como observamos de esta sesión, lo que nos bloquea en la oratoria está íntimamente ligado a nuestras emociones tóxicas. Trabajar mediante el coaching nos permite tomar conciencia de ellas y conectar con nuestra esencia. Desde ahí, desde la autoestima y el empoderamiento, podremos hablar en público sacando lo mejor de nuestro interior.

Por ello, os animamos a apuntaros a nuestros cursos Oratoria+Saca lo mejor de ti. El próximo comienza el 3 de febrero. Información sobre el curso: https://goo.gl/ITGZJD

Para más información e inscripción: info@coachingfactory.es o llámanos al 637 772 983 ó 696 832 548

Post relacionados:

Curso 2016: Oratoria+Saca lo mejor de ti

Oratoria, el arte de hablar en público

¡Horror, tengo que hablar en público!

 

 

Pasa el filtro a tus objetivos: 7 filtros

7-filtros-para-los-objetivos

Enero, el mes de las rebajas pero también de la famosa “cuesta” y por si se te había olvidado, el primer mes de tu nueva vida: sí, ésa de los grandes propósitos que te hiciste en Nochevieja. Momento ideal para mirarte al espejo y hablarte con sinceridad.

Fíjate en la lista de objetivos que hiciste.

¿Cuáles te ilusionan realmente?

¿Cuáles te hacen sonreír por fuera y vibrar por dentro?

¿Cuáles están escritos empezando por un “voy a…” en vez de “tengo que…”?

Te invitamos a que te conviertas por un momento en tu propio coach. Vuelve frente al espejo, escoge uno de esos objetivos y pregúntate: ¿para qué quiero alcanzar ese propósito de Año Nuevo?, ¿Quién voy a ser cuando consiga ese propósito?

¿Quieres ir al gimnasio para estar en forma? Muy bien, pero… ¿para qué quieres estar en forma? (Date tiempo, no te aceleres en la respuesta, te estás jugando “la liga” de este año). Como coach de ti mism@ no te vas a conformar con cualquier respuesta; apuntarás directo a los valores, a lo que realmente te mueve.

Los 7 filtros

Si te parece que ya tienes bien definido el objetivo, vamos a pasarle los 7 filtros a ver qué pasa.

1- ¿Está enunciado de forma positiva?. Ojo que si empieza con algo como “voy a dejar de …” , o “ este año no voy a …”, mal vamos. Nuestro cerebro no está construido para “no hacer”, así que hay que dárselo bien masticado, darle la frase en positivo. “No me digas lo que no quieres hacer, sino lo que sí quieres conseguir”, pues tendemos a conseguir aquello en lo que pensamos y nos proponemos.

“Todo lo que usted vívidamente imagine, ardientemente desee, sinceramente crea y con entusiasmo emprenda…inevitablemente le sucederá”, Paul J. Meyer

2- ¿Dónde, cuándo y con quién quieres conseguir este objetivo? Especifica.

3- ¿Qué recursos tienes ya para conseguir el objetivo y cuáles más necesitarías?

4- ¿Qué otras maneras tienes de alcanzar tu objetivo? Ésta es muy interesante. Imagina que tu objetivo real es estar más san@. Y para ello te has propuesto ir al gimnasio este año. Igual hasta resulta que ni te apetece ir y que hay otras formas de alcanzar tu objetivo saludable que podrían ser más sencillas para ti (como dormir 8 horas todos los días o ir andando al trabajo). Recuerda que pequeños pasos seguros son mejores que grandes saltos.

5- ¿Qué te está impidiendo hoy conseguir tu objetivo? Identifica lo obstáculos.

6- ¿Qué impacto tendrá en tu vida el alcanzar tu objetivo? Aquí cuida de ser “ecológic@”. Los objetivos deben ser ecológicos. Será muy difícil alcanzar tu meta si con ella sufren tus valores o tu entorno. Quizás con algún cambio puedas hacer que encaje.

7- Y por último, el “código de control”: ¿Cómo vas a saber que estás progresando hacia tu objetivo y finalmente que lo has alcanzado? ¿Qué tendrás que ver, oír o sentir que te dé la medida de que lo has conseguido? Identifica los indicadores de éxito.

 Los 7 filtros para diseñar un buen objetivo

Recapitulamos.

  1. En positivo.
  2. Específico: dónde, cuándo y con quién.
  3. Recursos
  4. Alternativas y opciones diferentes
  5. Obstáculos
  6. Ecológico y sostenible
  7. Indicadores de éxito

Fíjate en cómo ha quedado tu propósito 2017 ahora.

Aprovecha todo lo que has aprendido haciendo este test y remata la faena. Con lo que sabes ahora, ¿qué podrías hacer mañana mismo que te acerque a tu objetivo? ¡PONTE EN MARCHA!

Te ayudamos a identificar y crear tu propio objetivo. Sesiones individuales de coaching: info@coachingfactory.es

Posts relacionados

Escribe tu meta

Los valores no son un cuento

Consejos para hacer balance y planificar el nuevo año, por Emakumeekin


 Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter (@coachingfactor) o facebook (@coachingfactoryteam).

Tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

Podemos seguir conversando ¡Contáctanos! CONTÁCTANOS A TRAVÉS DE LA WEB, por teléfono (637 772 983) o e-mail: info@coachingfactory.es

Desde el co-razón de Bilbao

Nota: la imagen corresponde al catálogo de Pixabay, donde se almacenan imágenes y vídeos gratuitos libres de derechos de autor bajo la licencia Creative Commons CC0.

Cómo iniciar tu discurso

Inicio-discurso-hablar-en-público

Cómo iniciar tu discurso. 4 trucos para iniciar tu discurso. Presentamos cuatro técnicas para iniciar un discurso. Son básicas y funcionan.

Cómo iniciar tu discurso. 4 trucos para iniciar tu discurso

  1. Encuentra tu centro.  Siéntete a gusto y cómodo frente al público. para ello, sitúa los pies un poco separados a la misma altura que tus caderas y hombros, más o menos. En forma de V. En cualquier caso, tú eres quien mejor debe encontrar su centro para sentirse cómodo.  
  2. Mensaje interior positivo.  Piensa que eres la más bella y el más apuesto de la sala. Esto afectará a tu pose. Reforzará tu confianza. Recuerda que como te sientes en lo que transmites, más allá de tus palabras.  
  3. Visión M. Mantén unos segundos el silencio antes de comenzar. Generarás expectación. Permitirás a la audiencia que se centre y conecte contigo. Hazte con la audiencia mirándola dibujando una M con tu vista. Mientras respiras, te conectas y refuerzas tu motivación diciéndote cosas como “escuchadme porque tengo algo importante que deciros”.
  4. Actúa como sientes. Los discursos no deberían ser memorizados, sino interiorizados. Si memorizas puedes ser percibido como un robot, mientras que si lo interiorizas te permitirá actuar de manera más natural y adaptarte a lo que percibas desde el público.  

El coaching potencia tu discurso

En definitiva, actúa como sientas. ¿Y de qué estamos hablando cuando decimos “sentir”? Si no lo sabes o no has trabajado nunca desde esa perspectiva, seguramente el coaching te ayudará a profundizar en tus emociones, pensamientos limitantes o bloqueos, pero lo más importante en que conectará con tu ser y tus verdaderas motivaciones para sacar tu mejor versión.

  • -¿Te cuesta decirte que eres la más bella o el más apuesto, aunque sepas que es un juego mental para empoderarte?
  • -¿No confías en que seguirás tu guión si no te lo aprendes de memoria?
  • -¿No puedes mirar a tu público?
  • -¿Tu mente se queda en blanco al ponerte frente al público?
  • -Una vez terminada tu intervención, ¿no sabes lo que has dicho ni cómo lo has dicho y tienes la sensación de no haber estado presente?

El coaching te ayudará a conectar con tu ser y tus motivaciones para sacar tu mejor versión al hablar en público.

Apúntate a nuestro curso de Oratoria+Saca tu mejor versión al hablar en público.

Post relacionados

 Oratoria, el arte de hablar en público 

 10 trucos para mejorar tu oratoria 

Oratorical tecniques


CONTÁCTANOS A TRAVÉS DE LA WEB, por teléfono (637 772 983) o e-mail: info@coachingfactory.es

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter (@coachingfactor) o facebook (@coachingfactoryteam).

Tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

Podemos seguir conversando ¡Contáctanos!

Desde el co-razón de Bilbao