La Sanjuanada, ritual para el cambio

“Dicen que la noche de San Juan es la más fecunda en supersticiones y sortilegios, en rituales mágicos y adivinaciones”. Dicen que estos ritos conjuran a las “meigas” y “sorgiñes” para conseguir lo que pidamos en esta noche.

¿Qué pides tú?

Ya nuestros antepasados sabían que para que venga algo (bueno) nuevo, era necesario deshacerse de algo (malo).

¿Qué debes descargar, dejar atrás, dejar morir?

¿Qué está a punto de emerger? ¿Qué necesitas?

En los rituales de la noche de San Juán, como la Sanjuanada, predomina el elemento fuego, como destructor del mal.

Gracias a las virtudes del fuego de la noche de San Juan, se nos libera de lo malo y se nos conceden nuestros sueños.

¿Con qué sueñas tú?

Pasado y futuro convergen en la noche más corta del año, al comienzo del verano. Piensa bien lo que pides mientras contemplas la hoguera de la Sanjuanada.

¿Qué quieres quemar y dejar atrás?

¿Qué quieres que surja y emerja nuevo o “de nuevo” en ti?

Te pedí que lo pensases. Pero el fuego no sabe de razones. La intuición es el atributo por excelencia del elemento fuego. Por ello, te reformulo las preguntas. Cierra los ojos, respira profundamente, céntrate en la respiración y al exhalar, siente las respuestas, sin pasarlas por el filtro del pensamiento:

¿Qué has sentido que sobra?

¿Qué sientes que se ha muerto en ti?

¿Qué sientes que viene?

¿Qué anhelas que emerja en ti?

 

Post relacionado(s):

Las cometas y la teoría U en el Global Innovation Day

Fin del período de hibernación

Nota: Germen de este post, la lectura de La noche de San Juan, que recoge una instructiva dinámica.


Para estar al tanto de nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter (@coachingfactor) o facebook (@coachingfactoryteam).

Tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

Podemos seguir conversando ¡Contáctanos! CONTÁCTANOS A TRAVÉS DE LA WEB, por teléfono (637 772 983) o e-mail: info@coachingfactory.es

Desde el co-razón de Bilbao

Otoño azul, todo depende del color del cristal

otono-azul-1

Depende del color del cristal. A quienes recuerden el último capítulo de Verano Azul no les resultará extraña la angustiosa sensación de escuchar aquella triste canción de «El final del verano». Imposible encontrar peor estado de ánimo para volver a la rutina diaria, ¿verdad?.

Tengo que confesar que odio esa canción por el agujero gris que dibuja entre mis costillas. Y sin embargo, es curioso, me basta con saltarme ese «final» y pensar en el «inicio» del otoño y mis sensaciones cambian radicalmente. Desde pequeña me encantaba el arranque del curso: volver a ver a mis amigas, estrenar libros, libretas y bolis, etc. Todo olía a nuevo y a forro de libros. Aún hoy me pasa. Me gusta disfrutar del descanso veraniego pero cuando llega septiembre me atrapa esa energía de lo nuevo (vamos, la que aprovechan los anuncios de coleccionables y cursos de idiomas).

Depende del color del cristal con el que mires

Conclusión: entre el gris del final de Verano Azul y el brillo multicolor de estrenar otoño sólo hay un suspiro y un parpadeo. Misma situación, mismo momento y dos formas opuestas de vivir la experiencia. Volvemos a lo de la botella medio llena o medio vacía. Puedes sentir el triste final de las vacaciones o el ilusionante inicio de ese curso de oratoria con el que siempre soñaste; de una nueva temporada de tu serie favorita; de estrenar gimnasio o de volver a tomar un café con tus amistades. Claro que el verano tiene sus encantos pero no saber ver los del otoño (sabiendo que es lo que le sigue, te pongas como te pongas) es sencillamente simplificar demasiado.

Ya lo decía el filósofo Epicteto: « Lo que me preocupa no son las cosas en sí mismas, sino las opiniones que tenemos sobre las cosas».

¿Cuál es el color del cristal de tus gafas de ver?

Ante el síndrome post-vacacional

No podemos cambiar el paso de las estaciones, igual que no podemos cambiar todas las circunstancias y personas con quienes nos vamos encontrando; no obstante, sí podemos cambiar la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno. Por ello, si sufres de síndrome post-vacacional, una vez más la solución está en tu mano (o en tu mente, o en tu estómago… o en donde esté tu centro).

Hablando de esto no puedo evitar recordar la historia de Viktor Frankl y su libro autobiográfico El hombre en busca de sentido. Ante las mismas penurias en un campo de exterminio muchas personas se abandonaban a su suerte, perdían la esperanza e incluso morían antes. Viktor sin embargo trató de vivir esos sufrimientos imaginando los libros y conferencias que podría dar al salir de aquel infierno. Se vio a sí mismo ayudando a otras personas a superar situaciones difíciles gracias a la experiencia que estaba viviendo en sus carnes. Esta forma de afrontar la situación le dio la oportunidad de soportar aquella experiencia con «ilusión» en vez de desesperación, pero también le ayudó a sobrevivir sin caer en el desánimo que a otras personas les llevó a la muerte.

Así que por complicada que sea una situación, por difícil que parezca, siempre nos queda buscar un cristal de color diferente y sacarle partido a la experiencia. Me gusta la forma de expresarlo de Stephen Covey.

«Las personas reactivas se ven a menudo afectadas por su ambiente físico. (…) Las personas proactivas llevan consigo su propio clima (…). Su fuerza impulsiva reside en sus valores y si su valor es hacer un trabajo de buena calidad, no depende de que haga buen tiempo o no

Vale que no es fácil, pero me encanta saber que es posible, gratis y lo tenemos al alcance de nuestra mano. La clave está en tomar conciencia como dice Covey de que «soy lo que soy como consecuencia de mis elecciones de ayer», sólo así podremos decir: «elijo otra cosa». ¿Habéis oído hablar de la proactividad?Se trata de ser proactivos y usar nuestra capacidad para decidir si queremos dejarnos influir por el clima, la crisis, un jefe gritón, unos hijos insufriblemente adolescentes,…o si nos saltamos todo esto que nos llega de fuera y buscamos nuestro «otoño azul» .

¿Y si ni con esas? Entonces hay que ser más proactivos todavía y pedir ayuda. Tu amigo, tu vecina, tu tía la del pueblo o tu coach pueden servirte para hacer ese viaje interior buscando el cristal de colores que necesitas. Yo ya me estoy poniendo manos a la obra, que falta me hace.

carmen-burguete

Autora de este post: Carmen Burguete, nueva incorporación al equipo de Coaching Factory. Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales, Master in Business Administration, Coach Profesional Certificada por ASESCO e ICF, experta en Coaching Personal y Ejecutivo. Coaching de Equipos y Practitioner en Programación Neurolingüística. Trayectoria profesional en área comercial y gestión de equipos.

Le apasiona la comunicación. Activa y comprometida con sus sueños, actualmente es vicepresidenta de Educación en el club internacional de oratoriaToastmasters Bilbao. Su perfil enLinkedin.

Post relacionado(s)

Otoño, a vueltas con la cosecha.


CONTÁCTANOS A TRAVÉS DE LA WEB, por teléfono (637 772 983) o e-mail: INFO@COACHINGFACTORY.ES

 

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter (@coachingfactor) o facebook (@coachingfactoryteam).

Tienes toda la información sobre Coaching Factory (@CoachingFactoryTeam) en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

Podemos seguir conversando ¡Contáctanos!

Desde el co-razón de Bilbao

Actitud vital: pingüinos o caníbales

Pingüinos

El modelo de los pingüinos o los caníbales. Tú eliges. La lección vital que nos dan los pingüinos es extrapolable a la vida, en todas sus facetas. Nosotras la llevamos especialmente al mundo empresarial, y especialmente, al trabajo en equipo. Ahora que la situación económica es tan gélida como la inhóspita Antártida, ¿cuál es la actitud vital que está aflorando en tu entorno, la de los pingüinos o la de los caníbales?

Este verano han caído en mis manos varios libros. Y he tenido suerte. Todos me han encantado. Me han aportado. Me han enseñado. Me han emocionado. Me han hecho reflexionar y replantearme muchas creencias vitales. En definitiva, me han hecho crecer, y soñar.

hijadelcanibalUno de esos libros, es la novela de Rosa Montero, La hija del caníbal. Todo un tratado existencialista, con una cierta mirada cínica o crítica sobre el amor y las relaciones, tal vez un escudo para proteger a la niña huérfana de seguridad de la protagonista. Reflexiona sobre la guerra, sobre las parejas, el amor, la pasión, las relaciones filiales, la vejez, el bien y el mal, la corrupción, la guerra, las víctimas y los verdugos, los perdedores y los vencedores, el éxito… Por eso digo que parece un ensayo enrededado en una historia de intriga, secuestro o corrupción.

Recojo una de las historias que el anciano protagonista, Fortuna, exrevolucionario, extorero y anarquista, en respuesta a uno de los vencedores de la guerra, actual alto cargo corrupto, que se ríe de los héroes caídos durante la guerra por sus ideales. Defiende la cobardía y el mal como necesaria para la supervivencia de la especie humana, y se siente satisfecho de pertenecer a los mandamases, y justifica la acción de su abuelo que huyó de una batalla mientras otros caían por ser fieles a sus principios.

“El bien y el mal, el honor y la vida. Había que elegir. Podían ser fieles a unos ideales y caer en manos de los torturadores, o bien podían traicionarse y sobrevivir. Había que escoger. Unos, los heroicos, fallecieron. Otros, los cobardes, regresaron, vieron crecer a sus hijos, hicieron negocios, acabaron convertidos en prohombres. Los héroes son inútiles, mientras que los constructores de países son siempre los otros. Los que huyen y traicionan. Los supervivientes, quienes escriben la historia. No es fácil ser el vencedor. La cobardía es sabiduría y el heroísmo una estupidez. La ilegalidad también ha de ser gestionada para que la máquina funcione. Este es el verdadero orden del mundo”.

El anciano Fortuna responde con la historia de los pingüinos para realizar este alegato en favor del bien, de la honestidad, de la generosidad y el altruismo.

El modelo vital de los pingüinos

Imaginaros la desierta Antártida. Sentid el frío helador y el viento que recorre como cuchillas el aire gélido. En ese entorno, los pingüinos han creado un sistema para garantizar su supervivencia. Así lo cuenta el anciano Fortuna:

Cuando las crías de los pingüinos salen de sus huevos, los padres han de dejarlas solas para irse al mar en busca de comida. Esto plantea un grave problema, porque los pequeños pingüinos se encuentran recubiertos de un plumón tan ligero que resultaría insuficiente para mantenerlos vivos en las temperaturas extremadamente frías del Polo Sur. Entonces lo que hacen los pollos es quedarse todos juntos sobre sus islotes de hielo, miles de pingüinos recién nacidos apretujados los unos contra los otros para darse calor. Pero para que los que se encuentran en la parte exterior del grupo no se congelen, los pollitos permanecen en constante movimiento rotatorio, de manera que ninguna cría tenga que estar a la intemperie más de unos segundos.

Ingeniosa artimaña colectiva. Muestra de solidaridad humana.

Pero lo hacen porque así tienen más esperanzas de sobrevivir: es una generosidad dictada por la memoria genética, por la sabiduría bruta de las células.

El BIEN está ya presente en las entrañas y animales irracionales.

Los humanos somos incapaces de imaginarnos lo que no existe; si podemos hablar de cosas tales como el consuelo, la solidaridad, el amor y la belleza es porque esas cosas existen en realidad, porque forman parte de las personas, lo mismo que la ferocidad y el egoísmo.

Ahora está en nuestras manos alimentar el mal o el bien. Ser pingüinos o caníbales. Es una elección. ¿Sobrevivimos apoyándonos o nos comemos unos a otros para sobrevivir? ¿Colaboración o individualismo? Un planteamiento vital. En nuestros cursos en las empresas sobre trabajo en equipo hablamos y fomentamos la actitud vital de los pingüinos.


CONTÁCTANOS A TRAVÉS DE LA WEB, por teléfono (637 772 983) o e-mail: INFO@COACHINGFACTORY.ES

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter (@coachingfactor) o facebook (@coachingfactoryteam).

Tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

Podemos seguir conversando ¡Contáctanos!

Desde el co-razón de Bilbao

Nota: la imagen corresponde al catálogo de Pixabay, donde se almacenan imágenes y vídeos gratuitos libres de derechos de autor bajo la licencia Creative Commons CC0.

Los valores no son ningún cuento. Erase una vez… el valor de los valores

¿Cuáles serán los 3 valores que la guerrera salvó de la destrucción? ¿Cuáles hubieras salvado tú?

¿Cuáles serían los 3 valores que meterías en una botella de cristal para salvarlos y difundirlos por todo el mundo?

Los valores no son ningún cuento. Rigen nuestras vidas, seamos o no, conscientes de ello. Porque los valores son importantes, os proponemos un juego para que descubráis los valores troncales de vuestra vida. Os invitamos a descubrir vuestros valores en esta apasionante aventura.

Imagina una tierra lejana habitada por elfos, hadas y personajes fantásticos, de una extraordinaria belleza, cada uno, portador de un valor significativo. Entre todos custodian los valores de la humanidad.

Estos seres vivían en paz y en armonía, hasta que un día, este paraíso se ve amenazado por la invasión de unas fuerzas malignas que pretenden aniquilar los valores.

Imagina que eres la hermosa y valiente guerrera a la que la bondadosa y lánguida reina solicita ponga a buen recaudo los valores. La sabia y clarividente maga determinó que los valores debían ser guardados en una isla desierta, a un océano de distancia. En todo el reino sólo había una vieja barca y no había tiempo para construir otra embarcación. Así pues, confiando en la suerte y en la pericia y coraje de la guerrera, en esta defectuosa canoa, depositaron todos los valores  para que fueran puestos a salvo.

Antes de partir, la distante y enigmática maga entregó a la impetuosa guerrera una botella de cristal, susurrándole al oído que confiaba en su decisión y usase la botella en caso de encontrarse en un apuro.

Nuestra joven guerrera partió perpleja sin entender las palabras de la maga. Su aterciopelada voz aún permanecía en su memoria. La mar estaba revuelta y las olas azotaban la endeble embarcación. Nuestra guerrera empleó todas sus fuerzas para achicar el agua, pero nada se podía hacer contra el envite de las fuertes olas.
 
Para aligerar la carga de la barca, con gran dolor de su corazón, no vio otro remedio que deshacerse uno a uno de todos los valores hasta quedarse sólo con 10 valores. Con la barca más ligera, consiguió avanzar hasta otear en el horizonte tierra firme. Pero las condiciones del mar empeoraban por momentos. La guerrera, a la que no le quedaban apenas fuerzas, después de días de navegación, sin comida ni agua, comprobaba cómo la barca se iba hundiendo. Así que decidió deshacerse de otros 5 valores. Apenas le quedaba unas pocas millas para llegar a la isla, pero ya no confiaba en poder cumplir con el mandato de la reina. Entonces se acordó de las palabras de la maga:

“Confío en tu criterio; sé que sabrás qué hacer en el momento crítico. Toma esta botella de cristal. Sabrás cómo utilizarla. Escucha a tu corazón”.

Así pues, la guerrera escuchó a su corazón y supo lo que tenía que hacer. Debía al menos, salvar 3 valores, justo los que cabían en la botella de cristal. El mar llevaría la botella hasta la isla. Eligió siguiendo a su corazón los 3 últimos valores que consideraba eran esenciales para la continuidad de la humanidad”.

¿Cuáles son tus valores esenciales?

LOS 100 VALORES DE COACHING FACTORY

LOS 100 VALORES DE COACHING FACTORY

¿Cuáles habrán sido los 3 valores que la leal guerrera salvó de la destrucción? ¿Cuáles hubieras salvado tú? Si como la guerrera hubieras tenido que elegir 10 valores, deshacerte de 5, y finalmente, quedarte con 3, ¿cuáles hubieras elegido? Prioriza de esta lista, los 10 valores que dan sentido a tu vida y por los que te guías.

Coaching Factory se rige por estos valores (honestidad, integridad, vocación de servicio, crecimiento) para el desempeño en su trabajo. Alex Rovira los expresa de esta hermosa manera: “TERNURA, COMPASIÓN, DISPONIBILIDAD, SILENCIO Y ABRAZO, PRESENCIA SERENA; EN LA TRAGEDIA Y EL DUELO, EL AMOR, HONDO Y DELICADO”.

El valor de los valores

Los valores existen, seas o no consciente de ellos. La vida puede resultar más fácil si conoces tus valores, y tomas decisiones en función de ellos. En cambio, si das la espalda a tus valores, sentirás frustración, tristeza o malestar, aunque no identifiques el foco de tu pesar.

Por ejemplo, si para ti la familia es muy importante, y no ves a tus hijos porque no llegas hasta las 9 de la noche a casa, ¿no sentirás remordimiento o sufrirás de estrés? Y si no valoras la competitividad, y trabajas como comercial en un sector altamente competitivo, ¿te sentirás satisfecho con tu trabajo?

Tus valores son una parte central de quién eres, y quieres ser. Tomando consciencia de los valores que consideras importantes, podrás utilizarlos como guía para elegir la mejor opción para tu éxito, felicidad y bienestar.

Es por esto, que es importante os detengáis a reflexionar e identificar vuestros valores. El ejercicio planteado es alguno de los que proponemos en Coaching Factory para acompañaros por vuestro viaje interior y ayudaros a tomar las decisiones más honestas y coherentes en vuestra vida.


Podemos seguir conversando. ¡Contáctanos!

 Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Facebook  y en Twitter (@coachingfactor).

Recuerda que tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

¡Gracias por la visita y por la difusión!

Desde el co-razón de Bilbao

Imagen:  “There’s No Message In The Bottle” de Federico Stevanin, cortesía de FreeDigitalPhotos.net
 

Otoño, a vueltas con la cosecha interna

Momento mágico en Bundi. Sorprendida y agradecida.

Momento mágico en Bundi. Sorprendida y agradecida. Momento que guardo como un tesoro en mi cosecha interna. En el otoño de la vida me gustará mirar esta foto.

El otoño ya está aquí y llegó acompañado de lluvias, para no defraudar. Una nueva estación, un nuevo ciclo. Una de mis estaciones favoritas. La identifico con nuevas oportunidades. Me siento de nuevo niña, impaciente por volver a clase, con su estuche y sus pinturas nuevas, inquieta por conocer a su nueva “andereño” o “maisu”, sintiéndose importante porque comenzaba un curso superior (¡5º de EGB!), deseosa de aprender nuevas cosas (¡multiplicar, dividir con dos dígitos, y por fin, inglés…!). Esta ilusión y cosquilleo en el estómago se mantienen e incluso se han agudizado desde que comencé la aventura del emprendimiento y creamos Coaching Factory junto con María García.

El otoño es época de los nuevos propósitos. Me gusta el otoño. Lo vivo con emoción. Comenzamos descansados tras las vacaciones, con nuevas experiencias acumuladas y nuevos rincones descubiertos. Incluso volvemos con nuevos aprendizajes como los que compartió María García en el anterior post, “A vueltas con el síndrome post-vacacional“.

El otoño es época de contrastes. Por una parte, es el tiempo de recoger, de las grandes cosechas, y por otra parte, es el tiempo de preparar. Preparar la tierra para poder plantar en primavera, y prepararse para el largo invierno.

El otoño es época de equilibrio. Esta estación comienza con el equinoccio otoñal, cuando el día y la noche tienen la misma duración. ¿No es hermoso? ¡El equilibrio! Una vez que pasa el equinoccio de otoño, las noches se vuelven más largas y la temperatura comienza a bajar. Nos preparamos para el invierno. y, como tal, el otoño es considerado la estación del balance, una época durante la cual puedes restaurar el equilibrio en tu propia vida.

El otoño también es época del reconocimiento y agradecimiento. Es en esta época cuando todas las culturas del hemisferio norte honramos a nuestros seres queridos que ya no se encuentran con nosotros y a nuestros antepasados. En la cultura anglosajona celebran igualmente el Día de Acción de Gracias “Thanks giving”.

A vueltas con la cosecha interna

Mi cosecha interna, refiriéndome a todos los logros, experiencias y aprendizajes obtenidos a lo largo de este año.

¿Cuál ha sido mi cosecha interna?

¿He obtenido los frutos que esperaba?

¿Puedo hacer algo para obtener más o mejorar la recolecta?

¿Qué más me gustaría y cómo puedo ir preparando el terreno?

A vueltas con la gratitud y el reconocimiento

El otoño es época de reconocerTE y reconocer a los demás, sus aportaciones y tus logros. Te proponemos que realices la siguiente lista:

Apunta diez personas quienes han contribuido en tu crecimiento, en tu felicidad, en tu seguridad en tu bienestar. Házselo saber  (por escrito, cara a cara o mentalmente).
Apunta diez logros que has conseguido este año y reconócetelo. Celebra cada uno de ellos e incluso date un capricho por cada uno de tus logros (desde una palmadita, a un salto de alegría, a una cena especial, un bombón… cualquier detalle valdrá).
¿Que en la cuenta te salen también fracasos? ¡Perfecto!

Haz una lista de 10 cosas aprendidas y que nunca volverás a repetir.
¿Que todavía te quedan metas por conseguir? ¡Enhorabuena! Todavía tienes 3 meses para que termine este año. ¡Aún te queda tiempo!

Haz una lista de 10 cosas que debes hacer para conseguirlas. ¡Recuerda que la tierra también se prepara ahora para la primavera! No estáis solos. Contáis con familiares, amistades, compañeros y compañeras, socios, socias, y grandes profesionales como Coaching Factory para ayudaros 😉

Otoño, tiempo de cosecha y tiempo de siembra. Porque todo cambia. Podríamos haber terminado este post con las cuatro estaciones de Vivaldi con la que dimos la bienvenida en facebook, pero preferimos finalizar con una canción mítica de Mercedes Sosa, “Todo cambia”.

Podemos seguir conversando. ¡Contáctanos!

 Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Facebook ( @CoachingFactoryTeam ) y en Twitter (@coachingfactor).

Recuerda que tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

¡Gracias por la visita y por la difusión!

Qué es la vida: una caja de bombones o una tortilla de patatas


¿Qué es la vida? Es una pregunta no resuelta. Hay muchísimas definiciones para la vida. Según la madre de Forrest Gump, “la vida es como una caja de bombones… nunca sabes lo que te vas a encontrar.” Para nosotras, “la vida es como una tortilla de patatas“. Es un proceso vivo, en el que sí tienes capacidad de maniobrar e influir. El azar está ahí; pero también nuestra capacidad de influir, prever, anticiparnos o reaccionar.

La vida es compleja; los humanos somos aún más complejos. No obstante, en Coaching Factory nos gusta simplificar las cosas. Porque tal vez no sea todo tan complejo. ¿No os parece?

¿Qué es la vida? Un proceso, un IPO (no confundir con Hipo)

Como todo proceso, la elaboración de una tortilla de patatas tiene un INPUT (entrada), un PROCESS (proceso de elaboración) y un OUTPUT (resultado). Y este modelo IPO puede ser aplicado a todos los ámbitos de nuestra vida, incluido al proceso de preparación de un examen oral (¿recordáis el anterior post?).

Qué-es-la-vida-una-tortilla-de-patatas

Con los mismos ingredientes, no hay cocinero ni cocinera que haga una tortilla igual a otra.

Hemos hablado de los ingredientes. No hemos hablado del TIEMPO. Todo requiere su tiempo. La experiencia y el conocimiento que apuntábamos en el INPUT, han sido cocinados a través den ENSAYO-ERROR y TIEMPO.

Se nos han olvidado los ingredientes esenciales en cualquier PROCESO: los INTANGIBLES.

¿Qué nos decís de la PASIÓN, la MOTIVACIÓN, la ILUSIÓN, el PLACER, la SATISFACCIÓN, la CONSTANCIA, la PERSEVERANCIA, el CARIÑO, la ATENCIÓN, el CUIDADO, el ESMERO…?

¿Cuántas veces hemos escuchado decir que todo sale bueno cuando se cocina con cariño?

 

¿Qué es la vida para ti?

Utilizando el símil de la elaboración de una tortilla, te hacemos las siguientes preguntas:

    • ¿Cuáles son tus ingredientes imprescindibles en TU vida?
    • ¿Cuáles son los ingredientes prescindibles u opcionales en TU vida?
    • ¿Ahorras en los ingredientes o los eliges de primera calidad?
    • ¿Qué le da una pizca de sal a TU vida? ¿Cuánta sal necesitas?
    • ¿Qué es lo que le pone sal a tu vida?
    • ¿Para cocinar la tortilla, la haces a ojo o sigues los pasos de pe a pa de una receta? Esto es, ¿necesitas reglas y procedimientos antes de actuar o improvisas y te echas al ruedo sin calibrar las consecuencias?
    • ¿Repasas todos los ingredientes y los utensilios que necesitas previamente?
    • ¿Te gusta innovar? ¿Añadir alguna especia nueva o probar algún nuevo ingrediente?
    • ¿Durante el proceso estás atenta o eres de los que se despista?
    • ¿Estás contenta mientras cuidas de que la patata no se te dore demasiado?
    • ¿Afilas el cuchillo antes de empezar a cortar?
    • ¿Pides ayuda para dar la vuelta a la tortilla?
    • ¿Le das importancia a la presentación?
    • ¿Invitas a alguien a probarla? ¿Te gusta compartir?
    • ¿Disfrutas comiéndola o eres de las que disfrutas viendo cómo los demás la disfrutan?
    • ¿Cómo te tomas los comentarios? ¿Te lo tomas como algo personal o sonríes y tomas nota para hacerla mejor la próxima vez?

¿Te sugieren algo estas preguntas? ¿Podrías hacer paralelismos entre cómo haces una tortilla y cómo afrontas la vida?

Creemos que todos somos capaces de hacer una tortilla. Con los ingredientes adecuados, los utensilios, el tiempo necesario y la actitud adecuada, que levante la mano quien no sea capaz de hacer una tortilla.

 Tenacidad y positividad hasta conseguir nuestros sueños.

¿Qué es la vida, según Punset?

Punset responde a esta pregunta realizada por un niño y una niña. Viene a decir que la vida es una EQUIVOCACIÓN, porque es extremadamente compleja. Hoy por hoy no existe una definición científica consensuada.

Si como asegura Punset, la diferencia entre materia inerte, la materia viva y la materia inteligente es cada vez más porosa, deberemos esforzarnos más por ser cada vez más inteligentes.

Para ello, día a día nos cuestionamos, indagamos en nuestro interior y practicamos gestos pequeños de relajación y bienestar como los que describimos en el post Las siete leyes espirituales del éxito. Porque mientras descubrimos lo que es la vida, queremos, debemos y podemos disfrutar de ella.

Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter (@coachingfactor).

Recuerda que tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

¡Contáctanos!

¡Gracias por la visita y por la difusión!

Desde el co-razón de Bilbao

El coaching, filosofía práctica de vida

En nuestra profesión de coach, es inevitable tener que responder a la pregunta sobre la diferencia entre el coaching y la psicología. En este post hablamos de filosofía práctica.

La semana pasada se dio nuevamente este interesante debate en las sesiones de Afternoon Tea organizadas por Peopleing, encuentros en los que varias mujeres emprendedoras hablamos de nuestro proyecto empresarial con el fin de generar ideas de mejora.

Un coach no es necesariamente un psicólogo. Trabaja con personas, por lo que la psicología podría ser una de las herramientas de trabajo. Un entrenador como Pep Guardiola, no nos cabe ninguna duda, tiene una gran psicología y la aplica con sus jugadores; no obstante, es un entrenador, no un psicólogo.

Los coaches entrenan personas, entrenan sus habilidades y competencias para alcanzar sus objetivos. Estos objetivos son variados. Es por ello, que los coaches procedemos de disciplinas variadas, como el periodismo, el derecho, la ingeniería, biología o empresariales, por ejemplo.

Nuestras propias experiencias vitales y profesionales, con la adecuada formación inicial y continua en coaching y otras disciplinas como la programación neurolingüística, las ponemos al servicio del cliente para que trabaje sus propios objetivos.

En Coaching Factory, ante la pertinaz pregunta sobre la diferencia con un psicólogo, siempre respondemos, que de buscar analogías, es más apropiado comparar a un coach con un filósofo que con un psicólogo.

El coaching es ACCIÓN, acompañado de una profunda y serena reflexión sobre tus valores, miedos, creencias limitantes y potenciadoras y tu propio modelo de excelencia. El coaching te ayuda a encontrar tu brújula interior en el camino hacia el horizonte que tú mismo o tú misma te propongas.

El coaching es un diálogo entre iguales. Simplemente hacemos preguntas, hacemos de espejo y provocamos conversaciones creativas y generadoras de valor.

El Coaching, para nosotras, es pura filosofía de vida. No hay que confundir FILOSOFÍA con filosofar. Hablamos de una FILOSOFÍA aplicada a tu vida, a las acciones que lleves a cabo para conseguir tus metas.

Más Platón menos prozacMás Platón y menos Prozac, pura filosofía práctica

Es por eso que hacemos referencia a este best-seller de Lou Marinoff, Más Platón y menos Prozac. En este libro, el autor habla de filosofía práctica. Ayuda a sus clientes a buscar justificaciones filosóficas y enfrentarse a los dilemas de la vida con responsabilidad personal dentro de unos límites éticos.

El autor de este libro, y nosotras mismas, estamos convencidas de que la filosofía puede combatir los problemas y dificultades cotidianas.

Se trata de considerar la filosofía como una forma de vida más que como una disciplina, idea que existe desde Sócrates.

Más Platón y menos Prozac se inspira en los más importantes filósofos de la historia para enseñarnos a afrontar los principales y más habituales aspectos de la vida, como el amor, la ética, prepararse para morir o simplemente enfrentarse a un cambio de trabajo.

Recomendamos este libro para…

 “Para quienes siempre supieron que la filosofía era buena para algo, pero nunca supieron decir exactamente para qué”.

“El tiempo de la vida humana no es más que un punto, y su sustancia un flujo, y sus percepciones torpes, y la composición del cuerpo corruptible, y el alma un torbellino, y la fortuna inescrutable, y la fama algo sin sentido (…) ¿Qué puede pues guiar a un hombre? Una única cosa, la filosofía” (Marco Aurelio)

En el título de este libro, se hace referencia a Platón. A nosotras nos gusta hablar de Sócrates. A él le debemos la creación de la mayéutica, método inductivo mediante el cual Sócrates llevaba a sus alumnos a la “resolución de los problemas que se planteaban por medio de hábiles preguntas cuya lógica iluminaba el entendimiento”. Como en el caso de los filósofos griegos, en el coaching utilizamos la conversación y la indagación como base del cambio que la persona busca, en coherencia con su propia filosofía de vida.

Como asegura Luis Marcos Rojas en esta conferencia, “hablar” reporta incontables beneficios y es la base de la felicidad. ¿Quieres tener una conversación con Coaching Factory? ¡NO te pierdas este video!

Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter (@coachingfactor).

Recuerda que tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

¡Contáctanos!

¡Gracias por la visita y por la difusión!

 

Las siete Leyes espirituales del éxito en 21 pasos

Imagen cortesía de stockimages / FreeDigitalPhotos.net Título: sweet-kid-holding-blank-ad-board-above-her-head

Imagen cortesía de stockimages / FreeDigitalPhotos.net Título: sweet-kid-holding-blank-ad-board-above-her-head

Las siete leyes espirituales del éxito de Deepak Chopra ha inspirado este post. Mantenemos nuestras reservas respecto a la palabra “éxito”.

Como se pregunta la niña, ¿Qué es éxito? Etimológicamente, significa “salida”. Esto le confiere otra dimensión a la palabra “exito”.

Se puede decir que somos exitosos cada vez que “salimos” de una situación, en cualquier área de la vida. Salimos de circunstancias desconocidas para nosotros. Éxito para nosotras se trata de salir de esas experiencias, con una lección aprendida, fortalecida, para encarar la siguiente situación con mayor número de recursos.

Cada uno sabrá lo que necesita en la vida para considerar que ha tenido “éxito”. En ningún caso, además consideramos que alcanzar el éxito sea fácil. No hay recetas mágicas ni una guía práctica que te conduzca al “exito”.

Es como la suerte. La suerte no es fácil de obtener, y es menos fácil de conservar, porque no está en nuestras manos. En cambio, La buena suerte, como dice Álex Rovira, en su afamado libro, es la única que nos la proporcionamos nosotros mismos, por eso es duradera. Tampoco es fácil obtenerla, aunque sí reconfortante.

Deepak Chopra nos introduce a las siete leyes espirituales del éxito, “una guía práctica para la realización de sus sueños”. No es fácil seguir todos los pasos que presenta para practicar las siete leyes espirituales. Requiere de un alto grado de compromiso, autoconocimiento, profundidad y madurez.

Las siete leyes espirituales del éxito

    1. La Ley de la Potencialidad Pura
    2. La Ley de la Entrega
    3. La Ley de la Causalidad (Kharma)
    4. La Ley del Mínimo Esfuerzo
    5. La Ley de la Intención y del Deseo
    6. La Ley del Desapego
    7. La Ley del Propósito de la Vida (Dharma)

Guía práctica para practicar las siete leyes espirituales del éxito

    1. Reserva unos minutos al día para guardar silencio
    2. Practica diariamente una meditación silenciosa
    3. Acércate a la naturaleza
    4. Abstente de realizar juicios de valor
    5. Lleva un regalo para todas las personas con las que te relaciones (una frase agradable, una flor, una sonrisa, un poema…)
    6. Recibe con agradecimiento todos los regalos que te ofrece la vida y los demás (la luz del sol, la lluvia de primavera, regalos materiales, dinero, palabras amables…)
    7. Mantén el equilibrio entre el dar y recibir (interés, afecto, aprecio y amor)
    8. Observa todas las decisiones que tomas al cabo del día
    9. Al tomar una decisión, hazte estas dos preguntas:
      • ¿Cuáles son las consecuencias de esta decisión?
      • ¿Me ayudará en mi realización personal y me producirá felicidad a mí mismo y a los demás?
    10. Para tomar una decisión escucharé a mi corazón y me dejaré guiar por las sensaciones que produzca en mí: de bienestar o malestar.
    11. Practicarás la aceptación: “Hoy aceptaré a las personas, situaciones, circunstancias y sucesos tal como ocurran”.
    12. Asumirás la responsabilidad de tu situación y de las circunstancias que ves como problemas, sin culpar a nadie ni siquiera a ti mismo.
    13. Renunciarás a la necesidad de defender tu punto de visa, manteniéndote abierto a todas las opiniones.
    14. Todo problema es una oportunidad, por lo que estarás atento para transformarlo en un beneficio superior.
    15. Realiza una lista de todos tus deseos y repásala antes de tus ratos de silencio y meditación, al acostarte y al despertarte.
    16. Cuando las cosas no vayan a tu favor, piensa que es por un motivo y que algo mejor está por llegar, mucho más grandioso que lo que habías concebido (aplicando el compromiso 14). Acepta el presente tal y como es, impidiendo que los obstáculos te consuman y disipen la calidad de tu atención en el momento presente.
    17. Practica el desapego, aceptando las cosas tal y como vienen, sin imponer soluciones.
    18. Acepta la incertidumbre y confía en que encontrarás soluciones surgidas incluso del problema, de la confusión, del desorden y del caos.
    19. Mantente abierto a todas las posibilidades, confiando en el misterio de la vida, de donde surgen la alegría y la magia.
    20. Prepara una lista de tus talentos singulares y otra de todas las cosas que te gusta hacer practicando tus talentos.
    21. Pregúntate todos los días
      • ¿Cómo puedo servir?
      • ¿Cómo puedo ayudar?

Puedes llevar a la práctica todos o algunos de los compromisos recogidos en Las siete leyes espirituales del éxito. No sabemos si alcanzarás con ello el “éxito” o te alejarás de lo que considerabas indicador del éxito. Porque cuanto mayor sea tu compromiso con los pasos señalados, mayor puede ser tu entendimiento del mundo, por lo cual, puedes llegar a considerar que lo que considerabas éxito, era en realidad vanidad o fatuidad.

Lo que sí estamos convencidas es que siguiendo esta guía de las siete leyes espirituales aumentarás los niveles de bienestar y paz interior, contribuyendo a mejorar tu entorno.

Nosotras estamos en ello, y además hemos creado un programa de reflexión tanto personal como profesional en las organizaciones, para hallar respuestas y generar nuevas preguntas que germinen en nuevas soluciones.

¿Os animáis a participar?

Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter (@coachingfactor).

Recuerda que tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

¡Gracias por la visita y por la difusión!

 Desde el co-razón de Bilbao

Es más natural amar

Mandela: del mito al hombreSe estrena una nueva película sobre “Mandela: Del mito al hombre”. No vamos a hablar de la película ni de esta figura histórica. Escribimos este post motivadas por la frase promocional de este largometraje, sobre el odio y el amor:

“Nadie nace odiando. La gente aprende a odiar. Pero se la puede enseñar a amar porque para el corazón humano es más natural amar”.

Se trata de una de las reflexiones que Nelson Mandela escribe en su obra autobiográfica Mandela: Long Walk to Freedom/Mandela: un largo camino hacia la libertad.

En Coaching Factory estamos convencidas de la bondad innata del ser humano. Por eso trabajamos en procesos de autoconocimiento y desarrollo personal. En este camino, en el que el verdadero destino es llegar al epicentro de nuestro ser, a nuestro corazón, reconocemos a los demás y aprendemos a comprender las diferencias.

“Cuanto más cerca estás de tu corazón, más cerca estás de las demás personas”

El hombre es un lobo para el hombre

Homo homini lupus es una locución latina de uso actual que significa el hombre es un lobo para el hombre.

Es originaria del comediógrafo latino Tito Macio Plauto (254 a. C. – 184 a. C.) en su obra Asinaria, donde el texto exacto dice:[1]

“Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit.” (Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro)

Esta frase fue popularizada por Thomas Hobbes, filósofo inglés del siglo XVII, quién la adaptó en su obra Leviatán. Hobbes da por básico el egoísmo en el comportamiento humano, aunque la sociedad intenta corregir tal comportamiento favoreciendo la convivencia.

El ser humano es el único animal capaz de generar violencia sobre su misma especie, por razones que nada tienen que ver con la supervivencia: guerras, invasiones, genocidios, esclavitud, violaciones, racismo…

Erich Fromm, en Anatomía de la destructividad humana, señalaba que existían dos tipos de violencia. Por una parte, la violencia defensiva, el ser humano lo comparte con todos los animales; “es un impulso filogenéticamente programado para luchar cuando están amenazados intereses que le son vitales”, El otro tipo de violencia es la violencia maligna, o  la necrofilia, que surge cuando el hombre se decanta por el egoísmo, y conlleva la soberbia, la codicia, la violencia, el ansia de destruir y el odio a la vida.

Las diferentes manifestaciones de la violencia humana parece que den la razón a quienes sostienen que el ser humano es malvado por naturaleza. Sin embargo, los últimos ensayos psicológicos revelan que los niños y niñas saben distinguir perfectamente el bien del mal desde una edad muy temprana. Es más, prefieren a los “buenos”.

Artículo de Muy interesante: ¿nacemos buenos o malos?

Artículo de Muy interesante: ¿nacemos buenos o malos?

El origen de la moral. ¿Somos buenos por naturaleza?

Recientes ensayos psicológicos demuestran que sabemos distinguir casi desde que nacemos entre el bien y el mal. Solemos optar por lo primero.

Las últimas investigaciones demuestran que los bebés de cuatro o seis meses muestran una consistente predilección hacia quienes obran de la manera correcta.

Parece ser que estamos programados biológicamente para la distinción moral. Varios científicos aseguran que poseemos en los genes el impulso hacia “la empatía, el autocontrol, la razón y el sentido de la justicia”, tal y como afirma el psicólogo canadiense Steven Pinker en su libro “Los ángeles que llevamos dentro”.

Un estudio reciente llevado a cabo por la psicóloga canadiense Kiley Hamlin revela que las criaturas de un año y medio prefieren tomar la misma comida que aquellos congéneres de su misma edad con un comportamiento positivo y sociable. En cambio, tienden a ignorar el rancho preferido de los que se comportan como “pequeños hooligans”.

Estas investigaciones parecen que demuestran la afirmación de Nelson Mandela.

“Nadie nace odiando porque para el corazón humano es más natural amar”.

De hecho, si nos atenemos al significado etimológico de la palabra VIOLENCIA proviene del latín que significa acción violenta o contra el natural modo de ser.

Nos quedamos con esta última idea. La violencia y con ella todo tipo de manifestaciones que agredan tanto a los demás como a nosotros mismos, van contra natura del ser humano. Mediante la educación podemos evitar que olvidemos nuestra naturaleza bondadosa innata y optemos siempre por la biofilia, la fuerza que impulsa al ser humano a amar la vida y a crear, tal y como lo definió Erich Fromm.

Fuentes: Wikipedia, el artículo de Jorge Silva García sobre “Las bases psicológicas de la violencia social” y el artículo “El origen de la moral:”¿Somos buenos por naturaleza?” de la revista Muy interesante, en el número 391 correspondiente a diciembre de 2013.

 

Suscríbete a nuestros posts