Comunicar con la presencia

Share Button

“Llevad vosotr@s al cuerpo, no dejéis que el cuerpo os lleve”.

Ésta es una de las frases que más llamó la atención a las personas asistentes a nuestro workshop, Saca tu mejor PrEsencia a Escena. Y es que cuando hablamos en público muchas veces nos dejamos llevar: por los miedos, por creencias limitantes, por los nervios, pero también por nuestro propio cuerpo.

Manos que se agitan sin sentido, pies que bailan hacia ningún sitio, miradas que caen sobre nadie, gestos que nos delatan pero sobre todo que nos impiden comunicar con autenticidad.

Experimentar el impacto de una frase dicha desde la emoción genuina de la persona que habla. Sentir el calor de la mirada de tu oyente y entender, de pronto, que tod@s tenemos miedos, pero también ganas de escuchar.

Andar por el escenario sin miedo, con la intención de llenarlo, de que “no se hunda el barco”, repartiéndonos con el resto de “actores” por todo el espacio. Y sobre todo, decidiendo hacia dónde ir antes de empezar a andar.

¿Te parece una tontería? Pues prueba a hacerlo. ¿Qué que vas a notar? Sobre todo, que tú eres quien decide lo que haces, lo que sientes y lo que quieres que te mueva. Que así, ya no es el miedo a estar delante de un público el que te hace moverte nerviosamente, sino que eres tú quien lleva las riendas del discurso. ¿Te sigue pareciendo una tontería, o empiezas a notar que dirigir tú, te hace más libre, más fuerte y …mejor ponente?

Sabíamos que contar con una actriz como Leticia Sánchez nos ayudaría en nuestro empeño por ayudar a nuestr@s clientes a comunicar mejor. Sabíamos que los recursos que le sirven en escena podrían ayudar a personas que se pondrán frente a un público, a una clase llena de estudiantes o a un grupo de clientes. Pero no imaginábamos el impacto que tendrían los matices de los gestos en el mensaje que se transmite. Como por ejemplo, al “clavar los pies en la tierra”, una chica pasó de titubear a brillar; u otra, a la que conseguimos entender, simplemente ralentizando la energía con la que llegaba a escena.

Al final, vamos descubriendo que se trata de “despistar” al “gremlin” que nos taladra los oídos con ideas de miedos y fracasos; despistarle para que nos deje ser nosotr@s mismos, y dejar que sea la emoción del momento la que nos haga sonar autentic@s.

Éstas son las claves de lo vivido en este taller:

  • La presencia física total se consigue mediante el compromiso del cuerpo, la mente y la emoción, llevadas al máximo.
  • Concentración y silencio interno.
  • El anclaje de palabras mágicas. Anclar algunas palabras a ciertos gestos ayudan a dar fuerza al discurso.
  • El cuerpo está al servicio del orador y la oradora. Ésta es quien decide cómo moverlo. Pasa de ser cuerpo-objeto a una herramienta que maneja como quiera.
  • Repetir, repetir y repetir. Si se quiere obtener resultados hay que entrenar para incorporar la técnica y olvidarla después; es ahí donde encontraremos la libertad.
  • En busca de nuestra autenticidad: mostrando nuestra esencia somos mas auténticos.

Os dejamos un tráiler del curso.

 


Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter (@coachingfactor) o facebook (@coachingfactoryteam).

Tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

Podemos seguir conversando ¡Contáctanos! CONTÁCTANOS A TRAVÉS DE LA WEB, por teléfono (637 772 983) o e-mail: info@coachingfactory.es

Desde el co-razón de Bilbao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *