Cómo incrementar tu poder de influencia

 

– ¿Sabías que tú pones tus propios límites?
Las creencias limitantes condicionan tus habilidades y tu potencial.

– ¿Sabías que tú no eres tus emociones?
La conquista emocional nos lleva a resultados desastrosos con nosotros mismos, con nuestras relaciones y con nuestros clientes.

– ¿Sabías que tienes el poder de abrir todas las puertas?
La comprensión profunda de las emociones te revela cómo actuar para ejercer influencia en las demás personas.

– ¿Sabías que tus palabras cambian tu mundo?
La comunicación influyente contigo mismo y con las demás personas es la herramienta para generar influencia positiva de alto impacto en tu entorno.

Te ofrecemos herramientas para incrementar tu influencia, a través de la gestión de las emociones.

Coaching Factory sabe cómo; en este workshop, tú también aprenderás.

+ info: Workshop para incrementar tu pode de influencia, el día 16 de junio. 

¡Sorpresa! La sexta emoción

Sorpresa en los niños

Sorpresa, la sexta emoción. La emoción olvidada. Se reconocen cinco emociones básicas: la tristeza, la alegría, la ira, el miedo y el asco. La sorpresa no es reconocida en sí misma unánimemente como una emoción.

Sorpresa, impresión producida por algo imprevisto. La sorpresa se siente de manera inesperada durante un breve instante. Es espontánea e inesperada. Genera a continuación un sentimiento que puede ser neutral, agradable o desagradable. Puede dar paso a las diferentes emociones: miedo, alegría, asco, ira o tristeza.

La sorpresa, imprescindible para el crecimiento

Para mí, es indudablemente una emoción básica e imprescindible para el crecimiento del ser humano. Somos seres que necesitamos amor, y tan fuerte como nuestro instinto de supervivencia, es nuestra innata necesidad de aprender y crecer.

Tan fuerte como nuestro instinto de supervivencia, es nuestra innata necesidad de aprender y crecer

El amor y el conocimiento. Los dos grandes motores de la vida. Hay quien asegura que nuestro impulso por conocer, entender, comprender y saber es incluso más fuerte que el deseo sexual.

No sé si será cierto, pero cuando lo escuché me produjo sorpresa, además de risas en el auditorio. Esa aseveración se quedó fija en mi memoria.

El amor y el conocimiento. Los dos grandes motores de la vida

Precisamente, la neurociencia, tras  años de investigación sobre el funcionamiento del cerebro y sus conexiones neuronales ha determinado que la sorpresa es fundamental en el proceso de aprendizaje. Los estudios sobre cómo aprende el cerebro han concluido que la emoción y la sorpresa están relacionadas con la activación de una amígdala del sistema límbico que se aviva ante los acontecimientos que considera importantes, consolidándolos como recuerdos más duraderos.

¿Cuál fue la última vez que te sorprendiste? ¿Y en la que sorprendiste a alguien?

Los niños y niñas tienen que aprender mucho en poco tiempo. Es su capacidad de asombro, de descubrir algo nuevo, de percibir la novedad, lo que les ayuda a prestar atención y mostrar interés por lo nuevo. Esta emoción les ayuda a fijar en su memoria toda la nueva información. Podríamos pensar que al hacernos mayores perdemos la capacidad de asombro. Yo opino todo lo contrario. Cuanto más sabemos y entendemos, mayor capacidad de sorpresa desarrollamos.

Te propongo que en los próximos diez minutos ejercites tu capacidad de asombro. Mira a tu alrededor y pregúntate:

¿Qué es esto? ¿Para qué sirve? ¿Por qué está aquí? ¿Por qué tiene ese color y no otro? ¿Qué hace esto aquí? ¿Por qué está aquí y no en otro sitio?

Tócalo. Obsérvalo. Huélelo.

Tal vez y sólo tal vez, te sorprendas. No dejes de sorprenderte. A la vuelta de la esquina, en el próximo minuto puedes aprender algo nuevo. Depende de ti. Depende de las preguntas que te hagas.

La sorpresa es básica. Seamos nosotros también básicos. Como los niños y niñas que se dejan sorprender por la vida. Sorpréndeme y cuéntame cuál ha sido tu sorpresa favorita.

Post relacionados

Despedirse de la tristeza

Oda a la tristeza


 

 

Si quieres embarcarte a vivir de una manera plena, si estás interesada en un proceso de cambio, ponte en contacto a través de la web, por teléfono (637 772 983) o email info@coachingfactory.es

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter (@coachingfactor) o facebook (amaia.agirrecf)

Tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

Podemos seguir conversando ¡Contáctanos!

Desde el co-razón de Bilbao

Despedirse de la tristeza

 

Despedirse-de-la-tristeza

¿Cómo despedirse de la tristeza si no le damos la bienvenida? Estreno el blog con un tema nada popular: la tristeza. En el post anterior hablé de ella y prometí acompañarla de una meditación guiada. ¿Una meditación guiada para qué? Para comenzar el curso con las pilas cargadas, llenas de energía, dispuestos a acoger al futuro emergente, con ilusión y felices ante la incertidumbre que depara todo inicio de curso.

Para iniciar un cambio o una nueva etapa es necesario desprenderse de lo viejo y dejar sitio a lo nuevo, dejar atrás emociones limitantes como la tristeza y saludar a las emociones potenciadoras como la alegría y la confianza. Por ello, este post. Para despejar la más mínima niebla que la tristeza pudiera proyectar sobre nuestro futuro. Fuera sombras. No hay tiempo que perder. Un nuevo y brillante curso nos está esperando. Por eso, esta meditación guiada para conectar con la tristeza, para saludarla,entenderla y así, despedirnos de ella.

Se puede ayudar al llanto a que venga.

Cierra los ojos, apriétalos,

frunce la frente

dirige hacia abajo la comisura de la boca

Contrae el abdomen, duro

Todo tu cuerpo tiene que estar constreñido y agarrotado

¿Dónde tienes tus pensamientos?

¿Qué es lo que te aflige?

Una ruptura sentimental

Una desilusión amorosa

Un fracaso laboral

Sufriste una injusticia

Sientes que no te valoran lo suficiente

Crees que no te reconocen en su justa medida

Estás desorientada

Te sientes sola

Perdiste a alguien querido

Lo tienes todo y aun así el pecho te oprime

No hay que tener razones para llorar o para estar triste.

La tristeza es un estado que nos lleva a nuestro interior.

Tal vez hace mucho que no te hablas, no te miras o no te cuidas.

La TRISTEZA llama a tu puerta.

Escúchala.Tiene un mensaje para ti.

Escúchala. Piensa sobre lo que te dice.

Abrázala. Cálmala. Compadécela. Pídele perdón por no haberla hecho caso antes.

Estate con ella el tiempo que quieras, y que necesites.

Llora, balancéate, mésate los cabellos, camina, anda, da vueltas, grita, desespérate.

Déjate llevar por la TRISTEZA.

¿Sientes calor, verdad?

¿Te queman los ojos?

Sientes calor en las mejillas.

Sientes ardor en el estómago.

Déjalo estar.

La TRISTEZA nació con nosotros. Es una de las emociones básicas que nos acompañan desde que nacemos y está presente en todas las culturas y civilizaciones del planeta.

Por eso… reconócela y siéntela. No tengas prisa por despedirla.

Tú y ella sabéis que no estaréis juntas por mucho tiempo.

Toma nota del mensaje que te deja la TRISTEZA. Aprende y actúa, en consecuencia.

ACTÚA, RECTIFICA, APRENDE para que la TRISTEZA sienta que ha sido escuchada.

Cuando la TRISTEZA sepa y tenga la certeza de que la has entendido, ella misma volverá a su gruta, y dejará paso al

CORAJE para que cambies y progreses, y a la

ALEGRÍA para que disfrutes y rías de la vida, y a la

ILUSiÓN para que te dé fuerzas y acompañes al CORAJE en ese proceso de cambio y progreso, y transformación y desarrollo, y a la

CONFIANZA y a la FE, para que te acompañen en el camino y no abandones nunca la senda del AMOR y la CREACIÓN, los dos factores que dan sentido a la vida.

 


 

Si quieres embarcarte a vivir de una manera plena, si estás interesada en un proceso de cambio, ponte en contacto a través de la web, por teléfono (637 772 983) o email info@coachingfactory.es

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter (@coachingfactor) o facebook.

Tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

Podemos seguir conversando ¡Contáctanos!

Desde el co-razón de Bilbao

Suscríbete a nuestro blog

Oda a la tristeza

Antes de entrar al cineforum organizado por el CIE en Bilbao

Antes de entrar al cineforum de la película Del revés sobre las emociones organizado por el CIE en Bilbao

Oda a la tristeza. Hoy, canto a la tristeza. Gracias a la película Del revés de dibujos animados, que habla de las emociones básicas, me he acordado de la TRISTEZA. De todos los personajes, esto es, las emociones básicas, ALEGRÍA, TRISTEZA, IRA, ASCO y MIEDO, con la emoción con la que más me identifico es la tristeza. Me encantaría decir que soy pura ALEGRÍA y que es ella la que domina mi vida, pero tiendo más a ser introspectiva, taciturna y reflexiva.

Hoy, canto a la tristeza. Recupero unas líneas que escribí hace años invocando a la tristeza. La necesitaba. Necesitaba sentirla en toda su intensidad. Pido disculpas por el tono de este post, por si pudiera deprimir a alguien. No sigas leyéndolo si te encuentras en una etapa triste en tu vida o feliz, y no quieres ni oír hablar de la tristeza.  O sí. Precisamente cuando lo escribí quería tocar fondo. Disculpadme por no corregir lo que escribí en su día de corrido, sin matizar, sin releer, dejando que mi mano escribiera lo que sentía sin filtros.

“¿Dónde estás? Sé que estás ahí. Te siento, debajo del pecho. Mi rostro se comprime, se frunce, se humedecen los ojos, pero no te ven. Sigo buscándote. Quiero encontrarte para echarme a llorar. Quiero llorar, sollozar, vaciarme. Quiero tocarte, abrazarte, hacerte mía, para calmarte, vaciarme.

TRISTEZA, te busco. No tengo un cuerpo tan grande para no encontrarte. Sé que estás ahí, y hoy te necesito. Necesito poner nombre a mi estado.

TRISTEZA. No te acurruques, no te avergüences, no te escondas. Crees que me haces daño y no es así. Ahora te necesito. Necesito poner nombre a esta emoción.

TRISTEZA, no creas que me entristeces, no te sientas culpable.

Gracias por estar ahí, porque hoy te necesito. NECESITO llorar. SI no lo hago, sé que alguno de mis órganos enfermará. Por eso dejar de estar asustada, de esconderte y de sentirte pequeña.

De todas las emociones, tú eres la más pequeña, así te sientes. Pero eres GRANDE. Quiero abrazarte ahora, sentirte, calmarte, calmarme.

Fundidas en un gran abrazo, TRISTEZA, saldremos adelante.

Vendrán CORAJE y ALEGRÍA, ILUSIÓN y CONFIANZA, hasta FE vendrá a abrazarnos, para salir adelante. Pero ahora estamos tú y yo.

¿Dónde estás? Yo ya no te busco. Me quedo quieta. Te espero para terminar en un mar de sollozos, rotas por un llanto desgarrado y desconsolado. Ven, te espero…”

Ese día no vino, y yo seguí atenazada, mustia, ni siquiera triste… Quería llorar, pero mi VALENTÍA no me lo permitía. Me decía: “saldremos adelante, esto pasará, llorar no sirve de nada, para qué, busca una solución y ponte en marcha…”.

Pero yo sabía que antes tenía que vaciar y nadar en un mar de lágrimas…

Por eso escribí una meditación para invocar a la TRISTEZA, más bien a su exponente, el LLANTO…

Pero ese es otro post…

Gracias CIE por organizar el cineforum sobre esta película esencial para niños, niñas y adultos.

 


Si a pesar de querer a la tristeza, queréis embarcaros a vivir de una manera plena, si estáis interesadas en un proceso de cambio, podéis poneros en contacto a través de la web, por teléfono (637 772 983) o email info@coachingfactory.es

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter (@coachingfactor) o facebook.

Tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

Podemos seguir conversando ¡Contáctanos!

Desde el co-razón de Bilbao

Suscríbete a nuestro blog

Coaching para niños y niñas: ¿cómo se relacionan con su entorno?

 

taller infantilAntes de las vacaciones navideñas, quisimos organizar un taller para ofrecer el coaching para niños. Queríamos comprobar cómo se comportaban los más pequeños ante un encargo: “Explorar el territorio”.

El experimento superó nuestras expectativas. Antes de iniciar el taller “Coaching para niños”, algunas de las niñas ya habían empezado a interactuar entre ellas, correteando por todo Bilbao Eutokia.

En total, tuvimos el placer de compartir la tarde del viernes, día 20 de diciembre, con 7 niñas y un único niño asistente, de entre 4 y 10 años. También nos acompañó un niño de 2 años, que se portó de maravilla.

Al inicio del taller, cuando estábamos haciendo las presentaciones, una de las niñas comenzó a llorar y vino a los brazos de una de las ponentes, en busca de refugio y “justicia”, puesto que le habían quitado el taburete.

Aprovechamos ese momento, para anticipar uno de los temas del taller: las emociones.

Las emociones básicas

Les enseñamos que en las personas hay 6 emociones básicas: tristeza, alegría, asco, enfado, miedo y asombro.

Les hablamos de la capacidad de las personas de identificar esas emociones. Introdujimos la palabra EMPATÍA.

Les explicamos su significado y les hicimos la siguiente pregunta:

–        ¿Cuando un amigo o una amiga vuestra llora, intentáis consolarla?

–        Sí –fue la respuesta unánime de los niños

–        Pues eso es EMPATÍA.

IMG-20131220-WA0005

Anetxu nos cuenta qué es lo que más le ha impactado del entorno explorado, Bilbao Eutokia

También les solicitamos que ejercitasen la ESCUCHA ACTIVA. Les pedimos que prestasen atención y guardasen silencio cuando otra de las niñas o el niño hablaban. Les pusimos a prueba, preguntándoles por los nombres de cada uno de sus compañeros.

–        Es que no lo he oído –reconoció una de las niñas

–        Eso es porque estabas hablando con tu otra compañera. Pero, ¿qué podemos hacer si no escuchamos bien lo que dice la otra niña?

–        Preguntar

–        Eso es. Muy bien –les felicitamos

La verdad es que a pesar de lo movidas que resultaron ser las niñas, se portaron muy bien, y estuvieron atentas, colaborativas y participativas durante todo el taller.

Se trataba de un taller vivencial de Coaching para niños, donde pretendíamos que los más pequeños descubrieran cómo perciben el mundo que les rodea, qué emociones les genera y que aprendieran a compartir su percepción con la de los demás.

Como Dora, exploraron el territorio (Bilbao Eutokia). Anduvieron unos 10 minutos abriendo puertas, saltando sobre las pelotas saltarinas, poniéndose los sombreros que encontraron, hojeando los cuentos que había, jugando y riendo…

Al terminar, les pedimos que identificaran lo que más les había impactado y mediante qué sentido lo habían percibido predominantemente.

Los 5 sentidos

Junto con los “peques” recordamos los 5 sentidos: vista, oído, olfato, tacto y gusto.

Finalmente, les pedimos que cooperasen con los demás para construir una visión conjunta del entorno. Para eso, les dejamos pintar un mural con lo que más les había gustado de Bilbao Eutokia.

Antes de pintar, les hicimos estar dos minutos en sus sitios sin hablar y sin moverse, para que pensasen en lo que iban a pintar. Les hablamos de la IMAGINACIÓN y la VISUALIZACIÓN.

– Todo se crea en la mente antes de hacer nada. ¿Os habéis dado cuenta de eso? -con la boca abierta y los ojos como platos, asintieron con la cabeza.

Cada personita eligió un motivo y compartieron tiempo y espacio dibujando. Estos son algunos de los dibujos que conforman el mural dibujado como fruto del trabajo en equipo.

eutokia mural
Nos lo pasamos en GRANDE, casi casi, mejor que el niño y las niñas que participaron en la sesión sobre “¿Cómo se relacionan los más pequeños con su entorno?”.

Comprobamos en este taller, que se pueden trabajar la inteligencia emocional y relacional desde edades muy tempranas, y que son capaces de entender conceptos complejos y asumirlos de manera inmediata.

Una de las madres nos sugirió que este tipo de talleres lo repitiésemos con cierta periodicidad, para que los niños y niñas asimilasen estas habilidades sociales y relacionasen este taller con un programa o proceso de aprendizaje.

Le agradecimos su sugerencia y no descartamos crear un programa para niños y niñas, con los que trabajar las habilidades propias de la inteligencia emocional y relacional (empatía, escucha activa, respeto, diálogo, negociación, comunicación, asertividad, agradecimiento, reconocimiento…). Nos encantaría generar un clima y entorno en el que los niños y niñas puedan reflexionar sobre los grandes temas de la vida como en la experiencia que contamos en el post “¿Para qué sirven los padres?”

Gracias a Ane, Malen, Elene, Maider, Lucía, June, Paula, Ane y Jon. No nos olvidamos de Unai, el “duendecillo” que se dedicó a perseguir a los más mayores en su exploración del territorio. También a sus padres y madres y la abuela que estuvieron presentes, Iciar, Begoña, Oskar, Gregor, Maialen, Charo, Amaia y Javier, todos ellos, preocupados en generar oportunidades para que sus hijos descubran sus actitudes y habilidades, porque en definitiva, el viaje del autoconocimiento es el mejor regalo para los más pequeños.

Eskerrik asko denoi!

Nota: Recomendamos ver el documental “Sólo es el principio“, sobre unas clases de filosofía en Educación Infantil en una escuela francesa, con niños y niñas de entre 3 y 5 años.

Si estáis interesados en organizar este taller o algo similar, no tenéis más que poneros en contacto con Coaching Factory.

Suscríbete a nuestros posts


Mejor un sistema parasimpático que un paracetamol

En Coaching Factory hacemos especial hincapié en los dos sistemas nerviosos simpático y parasimpático. De una manera simple y amena explicamos a todos nuestros clientes cómo llegamos a uno u otro sistema y facilitamos técnicas y dinámicas para ayudar a pasar de uno a otro, en especial del simpático al parasimpático. Porque aunque el nombre engañe, el sistema simpático no tiene nada de amable. En el simpático nos desgastamos; nuestro sistema nervioso se pone a mil, a más de 14 HZ. Es el sistema parasimpático el que se encarga de la producción y el restablecimiento de la energía corporal.

Es fácil reconocer cuándo estamos en uno u otro estado. Nos encontramos en el sistema simpático cuando sentimos emociones como ira, estrés, depresión, envidia, celos, miedo…
Se puede percibir cuándo estamos en el sistema simpático debido a que aumenta la fuerza y la frecuencia de los latidos del corazón, dilata los bronquios, disminuye las contracciones estomacales (de ahí la expresión “se me pone un nudo en el estómago), se nos reseca la boca, se activa la mente racional y no paras de darle vuelta a los problemas…
Desde el punto de vista psicológico, el sistema simpático nos prepara para la acción. Esto quiere decir, que el simpático se dispara cuando nuestra mente percibe peligro. Esto era muy útil cuando vivíamos en la época de las cavernas y nuestra supervivencia dependía de nuestros sentidos y nuestra habilidad para prepararnos para el ataque o la huída.
Nuestra especie está preparada para sobrevivir y los estados anímicos de alerta ayudan. Estar inquieto permitió al hombre prehistórico escapar del peligro y comer; la evolución privilegió estos estados.
Tal y como menciona Christophe André, psicoterapeuta y autor del libro “El sentido de las emociones“, “el equilibrio psicológico no es 100% positivo: la inquietud nos sirve para reflexionar y buscar soluciones”.

Del sistema nervioso simpático, al sistema parasimpático

Una vez conscientes de que los sentimientos “negativos” son naturales, en Coaching Factory mediante la aplicación de una serie de herramientas, ayudamos a nuestros clientes a reconocerlos para que activen la voluntad de salir de ellos. Una vez conscientes de nuestros sentimientos, desde el parasimpático es más fácil situarnos en un estado proactivo y orientado a soluciones que nos conduzca hacia nuestras metas con voluntad de acometer las acciones necesarias para su consecución.

La función principal del sistema nervioso parasimpático es la de provocar o mantener un estado corporal de descanso o relajación tras un esfuerzo o para realizar funciones importantes como la reducción del nivel de estrés sobre el organismo.

El sistema parasimpático aparece cuando sentimos amor, alegría, relajación, gratitud… Es cuando se dispara la creatividad, y llegan las soluciones.

“La gratitud ensancha la felicidad. Y la felicidad se contagia”-Christophe André

 

Por eso, en Coaching Factory explicamos por qué es mejor activar nuestro sistema parasimpático y conseguir una mejor calidad de vida, que hacer un uso excesivo del paracetamol 😉 En definitiva, nuestro cuerpo es como una batería: el simpático nos descarga y el parasimpático nos recarga.

Suscríbete a nuestros posts