No es lo mismo: 10 distinciones claves para transformar la realidad

Las palabras tienen el poder de describir la realidad y de transmitir nuestras emociones, de informar, de comunicar, de enseñarnos…

El poder de las palabras es tan poderoso que pueden transformar la forma en la que percibimos la realidad, pueden emocionarnos, inspirarnos, incluso activar nuestra imaginación. Lamentablemente también pueden minar nuestra confianza u ofender a alguien… Ya lo decíamos en el post sobre el Lenguaje transformacional.

Por eso, debemos tener cuidado en la elección de las palabras. Las palabras pueden abrir nuevas opciones y favorecer que una nueva realidad emerja. Mario Alonso Puig en el prólogo del libro No es lo mismo, nos pone un ejemplo muy claro, sobre la distinción entre caro y costoso.

– ¿Me permite que le haga una pregunta?

– Sí, hágamela.

– ¿El producto le parece caro o costoso?

– ¿Cuál es la diferencia?

– Pues mire, caro es aquello por lo que se paga mucho y luego uno se da cuenta de que no le ha compensado. Sin embargo, costoso es aquello en lo que se paga mucho de entrada y luego se obtiene de esa compra un beneficio mucho mayor.

 

NO ES LO MISMO

Las distinciones son una de las herramientas de los coaches. En especial se trabaja en el coaching ontológico. Seleccionamos 10 distinciones, extraídas del libro No es lo mismo, de Silvia Guarnieri y Miriam Ortiz de Zárate. Las explicaciones, son más bien de cosecha propia 😉

Si-deseas-que-tus-sueños-se-hagan-realidad-despiertaSueño/Visión

La visión es “el sueño puesto en acción”. Soñar equivaldría a fantasear sin comprometerse en hacer nada para conseguirlo. La visión es la dirección por la que guiamos nuestros pasos en la consecución de nuestras metas. A través del coaching se activa la voluntad y el compromiso para trazar el camino para transformar los sueños en visión, en una meta tangible. Podemos ayudarte a clarificar tus sueños, y a trazar el camino para conseguirlos, sabiendo de antemano que lo importante es la actitud durante el camino y los aprendizajes que se producen en el transcurso del viaje.

Culpar/Responsabilizarse

La culpa suele llevar una carga emocional negativa que nos bloquea o genera animadversión hacia quien consideramos causante del error o el mal infligido. Pocas veces nos ayuda a encontrar una solución creativa y efectiva. Es mucho más satisfactorio en todos los sentidos responsabilizarse de los errores cometidos o exigir responsabilidades a quien corresponda. De esta manera, nos centramos en la subsanación de la falta producida, y no en juicios de valor o reproches estériles. La responsabilidad supone madurez emocional. Es una de las competencias claves de los líderes. Ante los reveses, responsabilizarse frente a culpabilizar a nadie.

Hipocresía/Autenticidad

¿Cuál es la diferencia entre hipocresía y mentiras piadosas o buena educación? Tal vez en la intención. La hipocresía es una actitud mal vista porque se considera que una persona “finge cualidades o sentimiento que no tiene” para conseguir un beneficio para sí misma. Por el contrario, la autenticidad es otro de los atributos del buen líder. La autenticidad comienza desde un gran autoconocimiento y sana autoestima, que te permiten llevar una vida coherente con los valores y principios de uno mismo.

Compromiso/Obligación

Hemos hablado anteriormente sobre el compromiso para conseguir tus metas o tu visión. “Compromiso es lo que transforma una promesa en realidad”. El compromiso nace del querer. La motivación subyace en el corazón del compromiso. La obligación es cambio, nos mina la voluntad. Con el compromiso fluimos. Con la obligación nos arrastramos. En el coaching te ayudamos a ver el alineamiento entre lo que quieres conseguir y el compromiso con las acciones que emprendes.

Dolor/Sufrimiento

El dolor es una “experiencia sensorial, generalmente desagradable”. El sufrimiento es una experiencia emocional subjetiva. Es la interpretación que hacemos de la realidad lo que nos produce sufrimiento.

dolor-victor-frankl

 

Frase-de-Montaigne

Exigencia/Excelencia

La excelencia no existe. En cuanto se consigue llegar a la cúspide de algo, el ser humano rápidamente busca cómo superarlo. Lo que es inherente a las personas es la búsqueda permanente de la excelencia, un sueño, una quimera, que nos mueve a hacernos preguntas incesantemente y a buscar respuestas. La exigencia la relaciono con cierta rigidez y una actitud obsesiva en hacer las cosas perfectas. Ya lo decía Voltaire, “lo mejor es enemigo de lo bueno“.

Preocuparse/Ocuparse

Deja de anticiparte a los problemas en vano, y ocúpate y anticípate dando soluciones ante los problemas que has previsto. Ya lo dice un proverbio chino:

“Si tu problema tiene solución, ¿para qué te preocupas? Si tu problema no tiene solución, ¿para qué te preocupas?”

Tolerancia/Aceptación

Según la RAE, tolerar es “permitir algo que no se tiene por lícito, sin aprobarlo expresamente”. Aceptar es “aprobar, dar por bueno, acceder a algo”. En el coaching trabajamos la aceptación como parte de la práctica del no juicio, frente a la tolerancia que conlleva un juicio de valor a pesar del aparente respeto que se manifieste.

Error/Fracaso

Error significa “concepto equivocado o juicio falso” o “acción desacertada o equivocada”; fracaso significa “malogro, resultado adverso de una empresa o negocio”. El error se vive como un fracaso. Nada más lejos de la verdad. El error se puede subsanar y una fuente inagotable de aprendizaje. Edison nunca se desanimó en las 1000 pruebas que realizó antes de inventar la electricidad. Para él fueron 1000 formas de cómo no había que hacerlo. El fracaso se produce cuando no se consiguen las metas. EL FRACASO también es un hecho, pero es relativo, y desde luego, no es irreversible. No debemos temer al fracaso. Siempre podemos volverlo a intentar.

ten-miedo-a-no-intentarlo-no-al-fracaso

Quejarse/Reclamar

Como en el coaching consideramos que todas las personas son responsables de sus circunstancias, atajamos la queja estéril e inútil. La queja nos convierte en niños o niñas que reclama que le proporcionen lo que por ella misma no puede conseguirlo. La reclamación, por el contrario, es un acto de madurez que nos lleva a responsabilizarnos de nuestras circunstancias. Mediante la reclamación nos convertimos en protagonistas de nuestro destino. Actuamos frente a la queja. La reclamación se manifiesta mediante una sana asertividad. La queja suele manifestarse presa de las emociones negativas.


Podemos seguir conversando. ¡Contáctanos!

 Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter (@coachingfactor).

Recuerda que tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

¡Gracias por la visita y por la difusión!

 Desde el co-razón de Bilbao

 

La visión en la vida y la fábula de los 3 hermanos

la-visiónIniciamos nuevo curso. Unas personas comenzamos con entusiasmo, otras con preocupación o desgana, algunas con angustia o desmotivadas. En nuestro caso, con un dilema. Un dilema que me acompaña desde la adolescencia, desde que escuché por primera vez la paradójica canción de Silvio Rodríguez, “La fábula de los tres hermanos”.

La visión en la vida

La letra del cantautor cubano habla de tres hermanos que emprenden un viaje para “descubrir y fundar”, y que para “nunca equivocarse o errar”, eligen estrategias diferentes.

El “más grande” viajó “despierto y bien atento a cuanto iba a pisar”.
El “de en medio” caminó “despierto y bien atento al horizonte”.
El “pequeño” llevó “una pupila arriba y la otra en el andar”.

Parece ser que ninguna de estas tres estrategias resultó exitosa, porque…

… El mayor, “de tanto en esta posición caminar, ya nunca el cuello se le enderezó, y anduvo esclavo de la precaución, y se hizo viejo, queriendo ir lejos, con su corta visión”.
… El de en medio se pasó el camino “revolcado, porque no podía ver la piedra o el hoyo que vencía a su pie, y se hizo viejo, queriendo ir lejos, a donde no llegó”.
… El pequeño “caminó vereda adentro el que más, con un ojo en el camino y otro en el porvenir, pero cuando vino el tiempo de resumir, ya su mirada estaba extraviada, entre el estar y el ir”.

Moraleja 

Los dos primeros no llegaron lejos, y el tercero aunque llegó más allá, terminó extraviado.

En el primer caso, “Ojo que no mira más allá no ayuda el pie”
En el segundo caso, “Ojo que no mira más acá tampoco fue”
En el tercer caso, “Ojo puesto en todo ya ni sabe lo que ve”

Se me había olvidado este dilema hasta que este verano, en una mañana tranquila contemplando el mar, vinieron a mi mente, primero la melodía, y luego la letra.

Y me puse a reflexionar:

 ¿A dónde querían ir?

¿Qué querían fundar?

¿Si ni la visión cortoplacista, ni la futurista, ni la combinación o alternancia entre ambas da resultados satisfactorias, ¿qué puede hacer una persona para andar por la vida?

 ¿Era necesario hacer todo el camino solos?

Y muchas más preguntas…

La clave podría estar en la cuarta pregunta. No sabemos a dónde querían llegar estos hermanos, ni lo que querían fundar, pero seguro que hubieran llegado más lejos, en un estado más saludable, de una forma más agradable, satisfactoria y productiva si hubieran caminado juntos por la “vereda adentro”, juntos como hermanos.

Podéis imaginaros el símil que se nos ocurre en relación con la visión compartida en las organizaciones, la delegación, la planificación a largo plazo, conjugada con la flexibilidad y la capacidad de reacción a los cambios constantes e imprevistos que nos suceden en estos tiempos, el trabajo en equipo y…

Por eso nos gusta trabajar en equipo en Coaching Factory y ayudamos a las organizaciones y minicompañías a engrasar a sus equipos. María mira al día a día, y Amaia al futuro, y viceversa, alternando la visión, de forma natural. No sabemos si llegaremos lejos. Sí sabemos que en el camino disfrutamos y aprendemos juntas, porque compartimos la visión de nuestra empresa.

“Óyeme esto y dime, dime lo que piensas tú”.

 

Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, puedes seguirnos en Facebook  y en Twitter (@coachingfactor).

Recuerda que tienes toda la información sobre Coaching Factory en nuestra página web (http://www.coachingfactory.es)

¡Contáctanos!

¡Gracias por la visita y por la difusión!

Desde el co-razón de Bilbao

IMAGEN: Eye of Trama, cortesía de Idea go accesible en FreeDigitalPhotos.net